En busca de la convergencia perdida

0
195

En  los años 80 todo parecía estar en su sitio. USA en un lado, la Unión Soviética en el otro. Rocky, Ivan Drago. En la televisión se producía televisión. En la radio se hacía radio. Los 80´s ahora son un referente de nostalgia en esta era donde todo lo sólido se diluye. En una lejana tarde de esa década , en pleno patio de colegio , un compañero cuyo nombre ya no recuerdo mostró un gadget propio de James Bond: un reloj de pulso digital con el servicio de radio.

Relos seat

La anécdota, toda una innovación para hace 35 años, muestra la intención por lo menos inicial ,de permitir que distintos tipos de medios y contenidos convergieran en un mismo dispositivo. Algo completamente natural para un smartphone de hoy día, era un desafío para la tecnología en ese entonces. Demasiados bits y años han corrido desde entonces. La convergencia de contenidos es un hecho. Asistimos a la era donde los televisores permiten navegar en internet, donde el consumo radial es mediado en gran medida por los smartphones, donde en palabras de Mcluhan ,todo medio es siempre el contenido de otro medio. La historia puede seguir rastreándose desde distintos puntos: desde la ampliación del tamaño de la pantalla de los celulares para facilitar el consumo audiovisual pasando por la alternativa wifi de las cámaras DSRL de hoy en día. Todos quieren participar del festín de la convergencia. Si en los 80´s  todo estaba en su sitio, hoy no sabemos en que sito está todo. Los lugares de la televisión, la música y los vídeojuegos ahora se entrelazan, disputan o complementan. Una polaroid de este fenómeno: hace unos meses encendí el TV en ESPN sólo para encontrarme con una escena casi surreal: el gigante del cubrimiento deportivo transmitía un partido de fútbol, pero digital. Dos contrincantes desde sus propias consolas disputaban las eliminatorias de un torneo de FIFA 17. Los narradores de ESPN comentaban el encuentro. El juego entre dos jugadores en un vídeojuego ahora era contenido de la televisión. Los bits convierten el contenido(audiovisual, sonoro o gráfico) en un infinito aleph dónde están todos a la vez. Mapear estas convergencias es sólo el comienzo.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here